Local Wheater
9 C
nubes dispersas
Madrid
humidity: 93%
wind: 7 m/s SW
H11 • L8
Fase Lunar Actual

Cuarto Creciente
Cuarto Creciente

La Luna está en Capricornio
Edad lunar: 7 días

Distancia: 59 radios de la tierra
Latitud eclíptica: 0 grados
Longitud eclíptica: 276 grados
Joe's
SÍGUENOS EN:
Sep 24, 2020
  • en
HomeColumnistasTus pensamientos afectan al planeta

Tus pensamientos afectan al planeta

karma
Como el ser vivo que es, la Tierra está rodeada por un aura o un campo electromagnético. Este es el resultado de sus movimientos internos y también los afecta en un proceso de retroalimentación que también involucra flujos magnéticos del espacio exterior.

Mientras tanto, cada ser humano está rodeado por su propio campo electromagnético o aura resultante de nuestra forma de pensar, sentir y actuar. Bajo la regla de la similitud, estos entran en contacto con flujos similares en el campo magnético de la Tierra, actuando sobre ellos mientras los reciben, dependiendo de la frecuencia de vibración de cada persona. De esta manera, cada persona, como la energía que somos, forma parte activa del campo magnético de la Tierra, modificándolo con nuestras emisiones. Esto significa que estamos involucrados en los procesos biológicos del ser planetario en el que vivimos y de los cuales también recibimos nuestros materiales biológicos, con su correspondiente carga electromagnética. Debido a esta influencia humana, el eje electromagnético de la Tierra se está desplazando lentamente hacia un cambio en la polaridad cuando los polos norte y sur se invertirán, lo que provocará profundos cambios en la superficie de la Tierra y una alteración en el fondo marino, causando grandes inundaciones y otros fenómenos.

Demasiada negatividad ha sido emitida por la humanidad en su conjunto a lo largo de los siglos y esto está teniendo su efecto en el planeta. Por este motivo, hoy en día, su campo electromagnético se ve perturbado. Esto significa, por ejemplo, que los flujos magnéticos que guían las migraciones de los animales ya no son útiles para ellos en muchos casos, dejando a los animales desorientados. Las ballenas se quedan varadas y las aves migratorias se pierden.

¿Como sucedió esto? Debemos repetir una vez más que este es el resultado de la emisión de pensamientos y emociones humanas, que son energías que chocan con el campo electromagnético de la Tierra y lo alteran. La reacción natural de la Tierra a esto resulta en fenómenos como el temido cambio climático en el que ahora estamos inmersos, y varios desastres ambientales que tienden a repetirse en mayor escala. Por lo tanto, debemos darnos cuenta de que somos uno con la Tierra, al igual que somos uno con seres similares, por mucho que nuestros egos rechacen tal idea. La unidad profunda de todo lo que existe es la unidad en Dios: la unidad de cada gota en el océano de energía, el océano de Dios o el Ser.

Para aquellos que piensan que es una exageración decir que los seres humanos tienen tanta influencia sobre la Tierra, debería ser suficiente ver cómo la Tierra se ha enfermado por la intervención humana que actúa en contra de las leyes de la naturaleza. Y aquellos que sienten que es una exageración creer que los pensamientos de los seres humanos son lo suficientemente fuertes como para modificar el campo magnético de la Tierra, desconocen el poder de la energía emitida por unos 7 mil millones de personas. Para una mayoría abrumadora de ellos, esta energía es permanentemente negativa, y este proceso ha continuado por miles y miles de años, generación tras generación.

Dado que no se pierde energía , lo que se emite no solo influye en la persona que lo emite, sino que lo recibe de vuelta tarde o temprano, también afecta a la atmósfera de la Tierra y a todos aquellos que piensan de una manera similar. Entonces, toda la humanidad, actuando negativamente en el campo magnético durante miles de años, lo ha perturbado y está dañando su armonía, afectando todo lo que existe, tanto individualmente como en conjunto.

Artículo de Patrocinio Navarro (publicado en Karma).